Copa Mundial de Futbol 2014: Más que Verde y Amarelo; Verde…

Brasil quiere que el 2014 sea el año en el que el Mundial es verde. El camino a una competencia futbolística sostenible comienza con los 12 estadios de las ciudades organizadoras. Si todos los planes se cumplen como están establecidos, cuando esta competencia se realice será recordada como el primer espectáculo de Futbol Verde. Incluyendo el primer estadio en el mundo con la Certificación Leed Platinium.

Para obtener financiación del Banco Brasileño de Desarrollo (BNDES) para construcción y renovación, los estadios deben contar con un sello verde de aprobación. Estos sellos, emitidos por organismos de certificación con reconocimiento internacional, indican que los estadios cumplen con los criterios mínimos de construcción sostenible.

Claudio Langone, coordinador de la Cámara Temática para el Ambiente y la Sostenibilidad en el Mundial de 2014, del Ministerio de Deportes, dijo que incluso los estadios que no necesitaban fondos del BNDES habían decidido convertirse en verdes. “Todos los estadios han incorporado reciclaje de materiales de demolición, reduciendo los costos e impactos ambientales”, declaró Langone, agregando que la madera y materias primas usadas en los estadios son ecológicas. “(Todos los estadios) también están adoptando sistemas de recolección de agua de lluvia para regar los campos”.

Para ahorrar energía, la arquitectura de los estadios en renovación y construcción incorpora ventilación y luz naturales, evitando con ello el uso del aire acondicionado y luz eléctrica en zonas internas de los estadios.

Paneles Solares

El Gobierno del Distrito Federal está la licitación para la construcción de la cubierta del Estadio Mané Garrincha, en Brasilia, que contará con 2,5 MW de paneles solares fotovoltaicos. Será el segundo estadio brasileño con energía solar y puede ser el primero estadio en el mundo en recibir la certificación Leed Platinum (máxima distinción dentro de la construcción sostenible concedida por el instituto norteamericano U.S. Green Building Council).

Según el arquitecto Vicente de Castro Mello, coautor del proyecto, la energía generada por los paneles fotovoltaicos será suficiente para atender al 50% de la demanda del estadio durante los partidos y horarios de pico. El resto del tiempo, superará el consumo local, por lo que la energía excedente se inyectará a la red.

Estadio Mané Garrincha

Foto: Estadio Mané Garrincha (Fuente: Castro Mello Arq. Esportiva)

Ventilación para mantener el césped verde

Otra ventaja de la ventilación natural es que el césped del campo no se marchitará con rapidez, como pasa en la mayoría de los estadios en Brasil que no están ventilados. El Estadio Nacional de Brasilia, conocido antes como Estadio Mané Garrincha, situado en el Distrito Federal, ha superado los requisitos mínimos.

Todo el estadio está en construcción, con el fin de aumentar su capacidad de 45 mil a 71 mil espectadores, y posee una valla de 2 km (1,2 millas), decorada por 100 artistas de graffiti.

Certificación

Para obtener la certificación Platino de LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) – emitida por la organización internacional sin fines de lucro Green Building Certification Institute (GBCI) en los Estados Unidos – el estadio de Brasilia poseerá los suficientes paneles solares en su techo para proporcionar energía para todo el complejo deportivo.

La Certificación de Construcción Sostenible de los Estadios es uno de los cinco centros temáticos del Departamento para el Ambiente y la Sostenibilidad en el Mundial de 2014 – y uno de los nueve departamentos creados por los ministerios de Deportes, Ambiente, Turismo y Desarrollo Agrícola.

Los otros cuatro centros temáticos de Ambiente y Sostenibilidad son: Parques del Mundial; Desechos y Reciclaje; Mundial Orgánico y Sostenible; y Cambio Climático.

Fuente: Infosur y Renewable Energy World Magazine

Konuko - Marketing & Publicidad Online